¿Qué debes hacer antes, durante y después de fumigar tu negocio?



Antes de fumigar


1. Haz una limpieza previa del lugar para prolongar el efecto de la fumigación.

2. Ordena y separa los muebles mínimo 5 cm de la pared, con el objetivo de reducir los posibles escondites o huecos donde puedan quedarse las plagas.

3. Aprovecha para deshacerte de muebles y basura que puedan dar origen a algún tipo de plaga.

4. Desocupa las alacenas o almacenes, es mejor dejar el lugar sin alimentos. De lo contrario puedes cubrirlos, con la finalidad de que los técnicos puedan hacer una mejor aplicación en toda la zona.

6. Previamente a la fumigación indícale al técnico el lugar donde observaste la plaga.


Durante la fumigación


Deberás permanecer afuera del negocio mientras se realiza el servicio. Una vez que haya terminado la fumigación el tiempo de espera debe ser mínimo 1 hora, ya que de lo contrario inhalar los químicos podrían ocasionar serios problemas de salud debido al efecto tan potente del insecticida.


Después de fumigar


Cuando ya haya pasado el tiempo de espera indicado mínimo de una hora lo primero que debes hacer es lo siguiente:

1. Deja circular el aire, abre puertas y ventanas para que se ventile el lugar.

2. Evita usar detergentes como cloro al menos durante 4 días.

3. Únicamente si el técnico lo indica lava los utensilios o trastes que estuvieron durante la aplicación.

4. Si en tu caso se necesita reforzar, es deber del técnico avisarte cuándo podría ser la segunda aplicación con la finalidad de potencializar el efecto y terminar definitivamente con la plaga.


En Janser somos especialistas en manejo de control de plagas comunes, contamos con el debido personal y equipo para tu necesidad.

41 visualizaciones

Entradas relacionadas

Ver todo